Cerveza Rodenbach Vintage 2016 Ver más grande

Cerveza Rodenbach Vintage 2016 75cl

5291

Rodenbach Vintage es una cerveza roja-marrón flamenca sin mezcla única que se madura durante 2 años en las mejores barricas de roble, seleccionadas por mí personalmente. - Rudi Ghequire, maestro cervecero.

Este producto ya no está disponible

8,95 € IVA incluído

Más info

País: Bélgica

Alcohol: 7%

Estilo: Sour Red/Brown – TOP 50

Productor Cerveza Rodenbach Vintage 2016: Brouwerij Rodenbach (Swinkels Family Brewers)

Descripción: Rodenbach Vintage es el resultado de la selección de nuestros maestros de elaboración de cerveza Rodenbach, el barril después de dos años de maduración ha producido la mejor cerveza, "el mejor barril del año". La etiqueta es siempre el número de barril declarado y el año que marca el comienzo de la maduración.
Rodenbach Vintage es una cerveza vieja madurada al 100%, lo que da como resultado un excelente Cru Grand de Rodenbach.
Su sabor es complejo, redondo, intenso y refrescante. Típicamente, el sabor afrutado de manzana se combina con caramelo, miel silvestre y roble con un toque de vainilla, cereza y regaliz.
Su aroma tiene toques de caramelo y roble, así como notas de manzanas verdes mezcladas con miel y chocolate.
El sabor agridulce y afrutado es largo y equilibrado, como un vino Grand Cru.

Rodenbach Vintage es una cerveza roja-marrón flamenca sin mezcla única que se madura durante 2 años en las mejores barricas de roble, seleccionadas por mí personalmente. - Rudi Ghequire, maestro cervecero.

Enlace Ratebeer: https://www.ratebeer.com/beer/rodenbach-vintage/112249/

Productos relacionados

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

Es una oscura cerveza trapense que tiene un aroma potente y un complejo sabor relativamente seco con un toque de caramelo y una espuma espesa, marrón cremosa, que mejora con los años. Se elaboró por primera vez como una cerveza para la Navidad

Auténtica rauchbier por excelencia procedente de una cervecería fundada en 1405. Su sabor ahumado se consigue exponiendo la malta al humo intenso, aromático de las brasas ardientes de la madera de haya. Después de mezclarla convenientemente se madura en los viejos sótanos de 700 años, en las colinas de Bamberg.

De color caoba y espuma beige bastante abundante, pero medianamente estable. El aroma es profundo, dulce y ampliamente aromático. La boca ofrece un ataque perfecto y fuerte pero sin pesadez alcohólica con tonos picantes agradables y unos sabores de caramelo y de especias.

De un color dorado, la cerveza trapense combina el sabor dulce y amargo en un equilibrio poco común. El aroma de la cerveza que se siente en la boca proviene de los perfumes de los lúpulos: por encima de todo, hay toques frutales de pasas de uva y uvas moscatel, incluso de manzanas maduras.